Comportamiento de los tiburones, agresividad, depredación…

Vladyslav Severyn (sp.depositphotos.com)

Los tiburones son criaturas que por lo general se asocian con un comportamiento depredador y agresivo, por lo que se han ganado la fama de animales peligrosos y temibles que debemos evitar. Pero en realidad el comportamiento de los tiburones es variado, suele diferenciarse entre especies y familias y debido a su forma de vida suele ser complejo estudiarlos.

De igual manera, dependerá de algunos factores, entre ellos el proceso de apareamiento, la búsqueda de comida y el comportamiento social que puedan tener.

Características generales de los tiburones

Antes de comenzar a estudiar el comportamiento de los tiburones, daremos un repaso por las características principales de estos peces, las cuales son necesarias para comprender su modo de vida.

Son peces cartilaginosos: los tiburones pertenecen al grupo de los condrictios, es decir, a los peces cartilaginosos, razón por la cual su esqueleto no es óseo.

Morfología externa:

– Forma: de manera general poseen una forma alargada y cilíndrica, por lo que se denomina forma de torpedo.

– Tamaño: su tamaño es variable dependiendo de la especie, encontrándose de solo algunos centímetros como el tiburón pigmeo de un promedio de 20 cm, mientras que lo más grandes como el tiburón ballena que puede llegar a medir unos impresionantes 18 metros de longitud.

– Color: gran parte de las especies de tiburones poseen un color oscuro en la parte dorsal, siendo estas tonalidades de grises, marrón, azul o verde, mientras en la parte ventral son de tonalidades claras.

Dentadura: una característica propia es la dentadura, todas adaptadas al tipo de alimento que consumen, los dientes no poseen raíces y pueden ser reemplazados con facilidad al momento de una pérdida.

Respiración: respiran mediante hendiduras branquiales (5 a 7 branquias).

Reproducción: dependiendo de la especie, los tiburones pueden ser de tipos vivíparos u ovíparos.

Dieta: los tiburones son animales carnívoros, gran parte de ellos son excelentes depredadores que están en la cima de la cadena alimenticia. Pocas especies se alimentan mediante sistemas de filtración.

Comportamiento social de los tiburones

En la actualidad se han identificado más de 350 especies de tiburones, varias de ellas con características únicas y particulares en la manera de realizar las interacciones con su entorno. De manera general, se asocia a los tiburones como criaturas solitarias, con un bajo nivel de asociación con otros individuos de su misma especie.

Pero no en todas las especies o hasta donde se conoce su comportamiento es del mismo modo. Recientemente se ha encontrado que el comportamiento de los tiburones de algunos ejemplares como Carcharhinus melanopterus puede tener un carácter social o de interacción con otros individuos más allá de las asociaciones por comida o alimento.

Se ha encontrado un comportamiento social, donde a ciertas horas del día grupos estables de tiburones se encuentran en un sitio específico, notándose ciertas interacciones entre ellos como agrupamientos por tamaño y edad. Los grupos que se forman mantienen cierta estabilidad en el tiempo, realizando algunas tareas en conjunto, entre ellas procesos de cacería para la alimentación.

No se descarta que otro tipos de tiburones puedan tener este tipo de comportamiento social, pero por razones propias de su estilo de vida libre en el mar, es complicado realizar un seguimiento para comprobarlo.

Comportamiento de los tiburones durante la alimentación

Como se nombró anteriormente, el comportamiento de los tiburones está ligado en gran medida a las etapas de alimentación, diversas especies de tiburones son excelentes cazadores. Presentan órganos de alta sensibilidad que les permite detectar posibles presas a grandes distancias, tienen el sentido del olfato bien desarrollado y una visión totalmente adaptada al medio.

Son diversas las especies de tiburones que al momento de buscar su alimento prefieren hacerlo en solitario, atacando a sus víctimas por sorpresa tal como lo hace el gran tiburón blanco. Una vez que han conseguido el alimento los restos de sangre en el agua son detectados por otros tiburones que acuden para tratar de participar del banquete, dándose durante este tramo de tiempo dos comportamientos que serían los sociales o tolerantes y el agresivo.

Social o tolerante

Un momento donde el comportamiento de los tiburones podría exhibir algún grado de sociabilidad es durante la hora de la comida, proceso que puede transcurrir tranquilamente cuando se trata de una presa grande en donde pueden turnarse para tomar una porción.

También en algunas especies se observan jerarquías donde los más grandes se alimentan primero y también hay dominios entre especies. Tal es el caso del tiburón blanco que ejerce dominio sobre otros tiburones entre ellos el tiburón azul.

Otro comportamiento registrado en algunos tiburones durante la etapa de alimentación es la colaboración durante la cacería, especie como Carcharhinus melanopterus se han observado que pueden trabajar en grupo para acorralar a los peces y así obtener un mejor beneficio.

Agresividad

De igual forma, durante la alimentación pueden aparecer un comportamiento agresivo de los tiburones, esto se debe por la competencia que puede ser tanto intra como interespecífica. Si algún miembro se estresa puede atacar a otro provocándole heridas graves.

Hay que destacar que si bien los tiburones son criaturas que infligen miedo por su aspecto físico, no son máquinas agresivas diseñadas para atacar a cualquier presa o seres humanos, sino más bien cumplen funciones ecológicas importantes, mas allá de esto se debe tener cuidado con algunas especies que por su naturaleza depredadora pueden realizar ataques a seres humanos, bien sea por curiosidad, como mecanismo de defensa o por confundirlo con alguna presa.

Entre los tiburones que pueden resultar con un comportamiento agresivo contra los humanos están: el tiburón blanco, el tiburón toro, tiburón tigre y tiburón martillo.

Etapa reproductiva

Como bien se ha mencionado, el proceso reproductivo de los tiburones puede ser de tipo ovíparo, o vivíparo, dependiendo de la especie. Lo que si poseen en común es que son animales con fecundación interna. Por muy solitarios que sean, esta condición los obliga a que machos y hembras mantengan contacto en un periodo de tiempo.

Entre el comportamiento que ha logrado observarse en el complejo proceso de apareamiento de los tiburones, es que los machos suelen cortejar a las hembras para que estas puedan acceder a la cópula, nadan cerca de ellas e incluso muerden una de sus aletas para tratar de sujetarlas.

El comportamiento de los tiburones machos lleva a una competencia, donde solo los más aptos físicamente pueden soportar las persecuciones prolongadas que se producen durante el proceso.

Las hembras de los tiburones también pueden escoger a los machos con los cuales desea aparearse, entre los atributos que destacan es la fortaleza física y su tamaño. También pueden copular con varios machos y guardar el esperma, por lo que dentro de ellas se produce una competencia espermática.

Movimientos de los tiburones

Los tiburones también presentan comportamientos migratorios, muchos de ellos lo pueden hacer en solitario como el tiburón ballena, aunque en ocasiones pueden juntarse hasta cuatro individuos. De igual forma los tiburones martillos suelen migrar en grupos grandes, que pueden comprender hasta 100 individuos.

Los movimientos migratorios de los tiburones se deben a varios factores, entre los que se encuentran climáticos, de temperatura y alimenticios.

Ficha informativa sobre el comportamiento de los tiburones

Referencias

Te sugiero también una lectura sobre: comportamiento de los delfines

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.