¿Cómo se comporta el pez payaso? Características y otros datos

Cómo se comporta el pez payaso
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Después de que Disney llevara a la gran pantalla su película animada “Buscando a Nemo”, la popularidad de los peces payasos aumentó, provocando que niños y adultos pudieran identificar este colorido pez en acuarios e imágenes; esta popularidad no solo género interés por su conservación, sino en su biología, ecología y en cómo se comporta el pez payaso. Estos peces, también conocido como peces de las anémonas, constituyen un variado grupo de vertebrados marinos que pertenecen a la clase Actinopterygii (peces que poseen aletas radiadas); específicamente a la familia Pomacentridae, donde también encontramos a los peces damiselas.

Clasificados en la subfamilia Amphiprioninae, son numerosas las especies de peces payasos cuya principal característica definitoria es su asociación con anémonas en arrecifes de coral dispuestos en aguas tropicales del Índigo y Pacifico, entre 1 a 15 metros de profundidad. El comportamiento del pez payaso tiene su base en el vínculo que forman con las anémonas, y muchas de sus rasgos etológicos depende de esta relación.

En la naturaleza se han identificado aproximadamente 30 especies de peces payasos, distribuidas en dos géneros: Premnas (con una sola especie) y Amphiprion (con 29 especies). Es por ello que, al estudiar el comportamiento de estos animales, es necesario tener en cuenta las características morfológicas y ecológicas propia de cada especie; sin embargo, en este artículo tomaremos en cuentas algunas generalidades etológicas que comparten estos peces, y nos enfocaremos en los trabajos de investigación que se han llevado a cabo con las especies A. ocellaris y A. clarkii, para poder entender cómo se comporta el pez payaso.

Características del pez payaso

Una de las principales características que diferencia a este grupo del resto de los peces, es su relación mutualista con las anémonas. De esta asociación, el pez payaso se beneficia por la protección que la anémona le ofrece, no solo habitan entre sus tentáculos, sino se emparejan, anidan y crían. Por su parte, la anémona adquiere su coloración y sustancias que complementan su nutrición, gracias a las zooxantelas que se alimentan de la materia fecal y la urea que excretan los peces payasos. De igual forma, la anémona se beneficia de la presencia del pez payaso, ya que con sus movimientos permite una mejor y más circulación del agua ubicada alrededor de la propia anémona, lo que permite limpiar sus tentáculos y su disco oral.

Los peces payasos cuentan con una membrana mucosa que los protege del nematocisto que se encuentran en los tentáculos de las anémonas. Esta membrana se ubica por encima de las escamas de los peces, presenta altas concentraciones de lípidos y glicoproteínas. Su longitud varía desde los 8 a los 17 centímetros, presentan la forma típica de un pez (perciforme), de aletas redondeadas; por lo general, poseen entre una o dos aletas dorsales, una aleta anal, un par de aletas pectorales y pélvicas y una aleta caudal del tipo homocerca, entre 9 a 10 espinas dorsales, de 14 a 17 radios dorsales blandos, 2 espinas anales y entre 11 a 13 radios anales blandos. La coloración es variada y en función de la especie, lucen tonos rojos, anaranjados o negruzcos, con manchas blancas o barras de color negro.

Comportamiento del pez payaso

Como ya mencionamos, el comportamiento del pez payaso se encuentra asociado con las anémonas que sirven de hospedador. Se ha registrado que los peces payasos son capaces de discriminar entre anémonas, dependiendo de la profundidad en la que se encuentre, la temperatura del agua y la entrada de luz; incluso, trabajos recientes han permitido relacionar el tamaño de las anémonas con el tamaño de la unidad social de los peces payasos.

¿Cómo se comporta el pez payaso durante el día? En cautiverio, se ha registrado que no presentan variaciones significativas entre la actividad vespertina y el atardecer; es decir, no hay picos de actividades durante el día. En la noche, los peces payasos se encuentran en un estado de reposo o descanso, en el interior de los tentáculos de las anémonas.

¿Cómo se comporta el pez payaso en sus horas de actividad? Se han identificado conductas como afiliación social, comportamiento reproductivo agonísticos (comportamiento social), audacia y alimentación/excreción.

Entendemos como afiliación social, el número de actos no agresivos que los peces payasos comparten con sus parejas, que, a su vez, se clasifican en encuentros y toques suaves. Entre los comportamientos antagónicos, destacan la territorialidad y las muestras de agresividad que presentan los ejemplares hembras, y que derivan de un comportamiento jerárquico que se explicará en la próxima sección. Como audacia se identifica el tiempo que un pez payaso puede llegar a pasar fuera de su anémona, ya sea para explorar su entorno o para desplazarse en búsqueda de un nuevo hospedador.

¿Cómo se comporta el pez payaso en grupos sociales?

Los peces payasos establecen grupos sociales desde una fase muy temprana de su desarrollo, y el mismo se mantiene por largo plazo. Los grupos tienden a estar conformados por una hembra y un macho reproductor, así como juveniles o individuos no reproductores; siendo las hembras la que ocupan una posición dominante de esta unidad social. El rango social se establece por el tamaño, siendo las hembras los ejemplares de mayor tamaño (alfa), seguidas por el macho (betas) y finalmente por los no reproductores (gama).

¿Cómo se comporta el pez payaso hembra? En la unidad social, presentan conductas agresivas contra otros miembros del grupo (comportamiento agonístico); los individuos más agresivos y dominantes suelen ser también los más grandes, que son los que madurarán sexualmente en hembras. Se ha descubierto que las interacciones sociales pueden llevar a la inhibición del crecimiento de los individuos de menor rango antes de la diferenciación sexual; de igual forma, el nivel de estrés puede influir en la jerarquización del grupo.

Cabe destacar que las unidades conformadas por los peces payasos pueden contener individuos no emparentados; ya que cuentan con un periodo de dispersión, donde suelen unirse a grupos existentes, siendo los ejemplares más pequeños del mismo y, por lo tanto, los menos dominantes. La agresión que ejerce los individuos dominantes evita el crecimiento y la diferenciación sexual de los individuos con el rango social más bajo.

A pesar de que el comportamiento del pez payaso hembra suele ser dominante y presentar un comportamiento agonista, los individuos no reproductivos no suelen intentar desplazar o reemplazar a los adultos reproductores. En cambio, suelen mantenerse en sus formas no reproductoras hasta que uno de los individuos perece o es extraído del sistema, es decir, solo obtiene un nuevo rango si sobrevive a los individuos reproductores. Este tipo de comportamiento social se presenta en unidades denominadas “colas” (queue); dentro de cada cola, la reproducción está restringida a la pareja dominante.

Es necesario mencionar, que el tamaño de las unidades formadas por los peces payasos está relacionado con el tamaño de la anémona que sirve como hospedadora. A mayor tamaño de la anémona, mayor será la capacidad de carga y el tamaño del grupo. Los peces payasos pueden evitar anémonas vacías, ya que la pertenencia a un grupo puede garantizar su supervivencia. La dispersión o el desplazamiento de los peces payasos no reproductivos, implica un alto riesgo a ser depredados.

Territorialidad

Como ya hemos mencionado, en lo relacionado a cómo se comportan el pez payaso hembra, este suele ser más agresivo que el resto de la unidad social; sin embargo, se ha documentado conductas territoriales tanto en la hembra como en machos. Este tipo de comportamiento se diferencia del comportamiento agresivo ya descrito, porque va a dirigido a peces payasos intrusos u otras especies de peces.

¿Cómo se comportan el pez payaso en estas circunstancias? Pues las hembras y machos muestran un comportamiento más agresivo que los individuos ambisexuales, estas conductas están dirigidas específicamente a intrusos de su mismo sexo, no del sexo opuesto. Siendo el comportamiento de las hembras mucho más agresivo y feroz que el del macho. En caso de tratarse de individuos no reproductores, los residentes de la anémona se mostraron amenazantes, más no llegan a la agresión.

¿Cómo se comporta el pez payaso al reproducirse?

Para conocer cómo se comporta el pez payaso en la reproducción, estudiaremos aspectos concernientes al cambio de sexo, cortejo, desove y cambio parental

Cambio de sexo en el pez Payaso

El sexo de los peces payasos del género Amphiprion es influenciado por el entorno social donde se desarrollen, siendo capaces de controlar el cambio de sexo. Su sistema de apareamiento es monógamo, formando unidades sociales que consta de una pareja y sus crías, juveniles no reproductores. Como mencionamos anteriormente, las hembras son los ejemplares dominantes del grupo; por lo cual, si la hembra fallece o es extraída de su ecosistema, el macho presenta la habilidad de cambiar de sexo mientras que uno de los juveniles no reproductores (el más grande) es capaz de convertirse en un adulto reproductor macho.

Esto se debe a que los peces payasos presentan gónadas ambisexuales, capaces de diferenciarse bajo ciertas presiones ambientales como el tipo de hábitat, disponibilidad de anémonas anfitrionas, densidad poblacional y de tipo social como la falta de adultos reproductores de uno u otro sexo.

Es interesante destacar, en cuanto a cómo se comportar el pez payaso en cautiverio, que la edad es uno de los factores que determina el sexo, siendo los juveniles de mayor edad los que terminan madurando en hembras reproductoras, mientras que el segundo ejemplar de mayor edad se convierte en macho; la diferenciación sexual ocurre de forma gradual como parte de una interacción a largo plazo. Si se separa los juveniles de los adultos reproductores y se les aísla en pareja con otro anfitrión, pueden desarrollar sus gónadas aproximadamente a los 5 meses. Cabe destacar, que la especie A. clarkii es capaz de diferenciarse en hembras sin tener que pasar por un estadio macho, todo en función de las condiciones ambientales a las que estén expuestos. Gracias a esta capacidad, se considera que el comportamiento de los peces payasos tiene una alta plasticidad y adaptabilidad.

El cambio de sexo en los peces payasos está sujeto a una cadena de cambios fisiológicos, hormonales y neuronales que responden al estímulo ambiental y social.

Cortejo

¿Cómo se comporta el pez payaso durante el cortejo? Los peces payasos suelen reproducirse cuando existe un incremento de la temperatura del agua; es entonces cuando el comportamiento del pez payaso se altera, iniciando el cortejo. Ambos peces se encargan de limpiar los tentáculos de la anémona o el coral con sus bocas y aleteando, se les observa nadar activamente. Por lo general, la puesta ocurre de noche, la hembra deposita los huevos entre los tentáculos de la anémona y el macho los fecunda. Durante la puesta, tanto hembra como macho nadan de forma activa entre los tentáculos.

Desove y cuidado parental

Los machos son los encargados de elegir un lugar adecuado dentro de la anémona de mar para colocar los huevos, acción que ocurre pocos días antes del desove. Durante el desove, ambos padres pasan un tiempo considerable limpiando el sitio, donde pondrán entre 300 a 1000 huevos en intervalos de quince días. Durante la incubación, tanto la hembra como el macho participan en el cuidado de los huevos hasta la eclosión.

¿Cómo se comporta el pez payaso durante el cuidado de los huevos? El cuidado involucra dos actividades básicas el abanicado de las aletas pectorales y el uso de la boca para sacar las partículas de polvo y los huevos debilitados o muertos. Los machos dedican un mayor tiempo en el cuidado de los huevos, mientras que el tiempo de cuidado de las hembras aumenta gradualmente.

Dentro de la unidad social de peces payasos, normalmente el macho se encarga de ahuyentar o alejar a otros miembros de su unidad de los huevos. No obstante, si el macho es extraído, se ha observado cómo los individuos reproductores, que pueden no estar emparentados con los huevos, son capaces de cuidar los huevos ofreciendo cuidados aloparental. Este comportamiento se ha observado en A. clarkii, y por mucho tiempo se consideró que era coaccionado por la presencia de la hembra dominante. Sin embargo, recientemente se ha descrito que el cuidado aloparental continúa, siendo espontáneo e incondicional, al menos en la especie A. ocellaris, incluso cuando la pareja reproductora era retirada del sistema. Un comportamiento único, dado que, en la mayoría de los peces, los individuos aprovecharían la energía disponible al alimentarse de los huevos.

Cómo se comporta el pez payaso durante la alimentación

Los peces payasos son considerados omnívoros, ya que su dieta abarca desde zooplancton, algas, copépodos, tunicados e incluso los tentáculos de las anémonas que les sirven de hospedadoras.

¿Cómo se comporta el pez payaso durante la alimentación? Está basado en la jerarquía por tamaño, dado que los individuos más pequeños suele permanecer en las proximidades de la anémona, lo que genera una mayor competencia interespecífica por el alimento. Por el contrario, los peces de mayor tamaño, la hembra (alfa) y el macho (beta) suelen ser más audaces, alejándose de su hospedador y aumentando las posibilidades de encontrar más alimento.

Resumen sobre cómo se comporta el pez payaso

Resumen sobre el comportamiento del pez payaso

Bibliografía

  • Porat, D. & Chadwick-Furman, N.E. (2005).
  • Iwata, E. et al. (2008).
  • Iwata, E. et al. (2010).
  • Iwata, E. & Manbo, J. (2013).
  • Madhu, K. et al. (2006).
  • Mitchell, J. et al. (2005).
  • Phillips, E. et al. (2020).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *