Comportamiento del ganso (ocas), social, reproductivo y alimentos

Comportamiento del ganso
Alena Bloshchinskaya/sp.depositphotos.com

Los gansos son aves anseriformes de la familia Anatidae, emparentados con los patos y los cisnes. Se conocen como gansos a un poco más de dos (2) docenas de especies de anátidos en el mundo, aunque una de las más comunes es la especie de ganso gris Anser anser, y algunas especies de los géneros Branta, Chen, Chloephaga, Cyanochen, Cereopis, Neochen, entre otros. En algunas zonas se les denomina comúnmente ocas. El comportamiento del ganso, al igual que el de otras aves, es bastante complejo y ha permitido llevar a cabo diversos estudios sobre comportamiento animal y su relación con las respuestas fisiológicas ante distintos estímulos.

Los gansos u ocas suelen formar bandadas con sus familiares, con los cuales realizan las migraciones y cambios de hábitats cuando las condiciones dejan de ser favorables, durante los cambios estacionales del año. El comportamiento del ganso, en general, se ve afectado por factores como el tamaño de su familia, número de crías y edad de las mismas.

En algunas especies, como el ganso o barnacla cariblanca (Branta leucopsis) y el ganso nival (Anser caerulescens), el comportamiento del ganso en actividades como alimentación o alerta, varía según su estatus social y reproductivo.

Los gansos adultos sin pareja ni crías permanecen mayor tiempo en actividades de alimentación y menor tiempo en estado de alerta, mientras que los gansos con crías emplean más tiempo en estado de alerta que en la alimentación. Se ha registrado, incluso, que los gansos con familias más grandes emplean más tiempo en vigilancia que los gansos con familias pequeñas.

Comportamiento del ganso u ocas en la alimentación

El comportamiento del ganso o ocas en la alimentación es de tipo omnívoro y oportunista. Es decir, estas aves se alimentan de una amplia variedad de plantas e invertebrados. Las plantas consumidas por los gansos son principalmente gramíneas y herbáceas, que son capaces de arrancar desde el suelo gracias a la forma de su pico. El ganso gris común Anser anser se alimenta de gramíneas y herbáceas acuáticas asociadas a zonas de marismas, como Puccinellia marítima y Scirpus maritimus.

El tiempo que emplean los gansos en la alimentación varía según la edad y estado reproductivo de los individuos. Los individuos adultos que no se han reproducido pueden pasar hasta un 60% del tiempo en actividades alimenticias, mientras que el comportamiento del ganso adulto con polluelos está mayormente destinado a actividades de cuidado parental y familiar, por lo cual solo pasan alrededor de un 30% del tiempo alimentándose.

El comportamiento del ganso para seleccionar sus alimentos, se relaciona en gran medida a su sentido del olfato. Las respuestas a estímulos olfativos se desarrollan a las pocas horas de eclosionar los polluelos. Entre sus primeras 11 a 20 horas de vida los gansos muestran reacciones de rechazo como sacudir la cabeza ante ciertos olores, por ejemplo, de plantas que no forman parte de sus dietas como lavanda, salvia, pino, eneldo, entre otros. Esto indica, que este comportamiento no es adquirido a través de la imitación, sino que la selección o rechazo del alimento está dirigido por el olfato de los gansos.

La distribución y disponibilidad de los recursos, son factores que también intervienen en el comportamiento del ganso al escoger sus recursos alimenticios. Por ejemplo, el ganso careto (Anser albifrons) suele cambiar su preferencia de los recursos alimenticios según la estación del año. Durante el otoño y principio de invierno, estos gansos se alimentan de herbáceas crecientes del género Carex, sin embargo, al avanzar el invierno, los individuos comienzan a rechazar estas herbáceas, que al desarrollarse aumentan sus niveles de celulosa y su contenido de proteínas disminuye considerablemente. Es entonces, cuando los gansos se trasladan hacia los arrozales y se alimentan de los mismos, ya que estos ofrecen una mayor calidad de alimentación.

Comportamiento reproductivo del ganso

La mayoría de los gansos permanecen durante la primavera y verano en el hemisferio norte, donde se reproducen y esperan que sus crías se desarrollen. Los gansos son animales monógamos, es decir, solo se aparean con una pareja. En algunas especies, si un ganso pierde a su pareja deja de reproducirse, mientras en otras como el ganso gris común (Anser sp.) si un individuo muere, su pareja puede reemplazarlo por otro. Sin embargo, los gansos domésticos (Anser domesticus) presenta un comportamiento polígamo, pues los machos suelen reproducirse con varias hembras del harén. En estos casos, las hembras presentan cierto grado de competencia, ya que el macho es quien escoge las parejas con las cuales va a reproducirse.

El comportamiento del ganso en cuanto a la escogencia de pareja está determinado por algunos factores como el color del plumaje. En Anser caerulescens, los individuos que entran en edad reproductiva prefieren parejas con una coloración similar a la de sus congéneres.

La reproducción de estas aves suele ocurrir entre finales de marzo y mayo. El ganso nival (Anser caerulescens) pone sus huevos a mediados de mayo, los cuales son incubados por alrededor de 28 días. Los polluelos pueden tardas hasta 48 horas en emerger por completo de los huevos. Una vez que han emergido los polluelos, comienzan a seguir a sus padres, y a medida que se desarrollan se van independizando. Los gansos alcanzan la madures sexual entre los 2 y 4 años de edad, según la especie.

El éxito reproductivo de los gansos se ve afectado por factores como el estatus social de la pareja, la experiencia reproductiva, el tiempo de unión de la pareja y su compatibilidad social y hormonal. El comportamiento del ganso tiene también efecto sobre el éxito reproductivo. De este modo, las interacciones coordinadas de la pareja, así como el tiempo y calidad del cuidado parental, determinan la supervivencia de sus crías.

Generalmente, la pareja tiene roles diferentes en el cuidado de sus crías, de forma que los machos suelen tener un papel más activo en la vigilancia y cuidado de la familia, mientras que las hembras y crías emplean más tiempo alimentándose y descansando. Se presume que esto ocurre debido a que las hembras deben ganar el peso y la energía que invirtieron durante la incubación de los huevos. Las crías no son alimentadas por sus padres, sino que son guiadas al lugar de alimentación y cuidadas durante dichas actividades.

Comportamiento social del ganso

Aunque el comportamiento del ganso suele ser bastante social, y son capaces de establecer familias con lazos fuertes, los gansos machos suelen ser territoriales con otros machos, mostrando agresión entre sí, si llegan a solaparse los territorios de sus familias. El nivel de agresión y protección de los machos aumenta según el número de crías y el tamaño de su familia.

En las familias de gansos, los individuos presentan fuertes lazos que garantizan su supervivencia. Cuando llega el invierno, las familias de gansos suelen emigrar hacia el sur, a zonas más cálidas. Durante estas migraciones los individuos se organizan de manera que los guías y líderes quedan en la cabeza de la formación, mientras que los vigías se encargan de alertar a los demás de posibles peligros. Los individuos enfermos o muy jóvenes quedan al cuidado del resto de la familia. Diversos estudios han determinado que este comportamiento del ganso, no solo favorece la supervivencia del grupo sino que ayuda a mantener bajos niveles de estrés en los mismos, manteniendo estables los niveles de algunas hormonas como la cortisona.

Comunicación

El comportamiento del ganso para comunicarse con sus congéneres está determinado por una serie de vocalizaciones y lenguaje corporal. Generalmente cuando se sienten amenazados, baten sus alas y elevan su pecho y cabeza para adquirir una apariencia más amenazante. Por otro lado, los gansos suelen acicalarse entre sí con sus picos, como una forma de fortalecer los lazos entre los miembros de la familia.

En algunas especies se han encontrado alrededor de 13 tipos de vocalizaciones distintas, empleadas por los gansos para comunicarse entre sí. La frecuencia y duración de estas vocalizaciones, junto a la posición del cuerpo, son los determinantes principales del mensaje que desea enviar el ave que las emite. Se han registrado además vocalizaciones realizadas a dúo por parejas de ganso. Los gansos también emiten llamadas de contacto de larga distancia, y son capaces de reconocer individuos a partir de dichas llamadas.

Referencias

  1. Aerts, B. A., Esselink, P., & Helder, G. J. (1996). Habitat selection and diet composition of Greylag Geese Anser anser and Barnacle Geese Branta leucopsis during fall and spring staging in relation to management in the tidal marshes of the Dollard. Zeitschrift für Ökologie und Naturschutz5, 65-75.
  2. Cooke, F., Finney, G. H., & Rockwell, R. F. (1976). Assortative mating in lesser snow geese (Anser caerulescens). Behavior genetics6(2), 127-140.
  3. Fan, Y., Zhou, L., Cheng, L., Song, Y., & Xu, W. (2020). Foraging behavior of the Greater White-fronted Goose (Anser albifrons) wintering at Shengjin Lake: diet shifts and habitat use. Avian Research11(1), 3.
  4. Findlay, C. S., & Cooke, F. (1982). Breeding synchrony in the lesser snow goose (Anser caerulescens caerulescens). I. Genetic and environmental components of hatch date variability and their effects on hatch synchrony. Evolution, 342-351.
  5. Fox, A. D., Kahlert, J., & Ettrup, H. (1998). Diet and habitat use of moulting Greylag Geese Anser anser on the Danish island of Saltholm. Ibis140(4), 676-683.
  6. Frigerio, D., Weiß, B. M., Scheiber, I. B., & Kotrschal, K. (2005). Active and passive social support in families of greylag geese (Anser anser). Behaviour142(11-12), 1535-1557.
  7. Gumułka, M., & Rozenboim, I. (2013). Mating activity of domestic geese ganders (Anser anser f. domesticus) during breeding period in relation to age, testosterone and thyroid hormones. Animal reproduction science142(3-4), 183-190.
  8. Hughes, R. J., Gauthier, G., & Reed, A. (1994). Summer habitat use and behaviour of Greater Snow Geese Anser caerulescens. Wildfowl45(45), 49-64.
  9. Szipl, G., Loth, A., Wascher, C. A., Hemetsberger, J., Kotrschal, K., & Frigerio, D. (2019). Parental behaviour and family proximity as key to gosling survival in Greylag Geese (Anser anser). Journal of ornithology160(2), 473-483.
  10. Whitford, P. C. (1988). VOCAL AND VISUAL COMMUNICATION AND OTHER SOCIAL BEHAVIOR IN CANADA GEESE.
  11. Würdinger, I. (1979). Olfaction and feeding behaviour in juvenile geese (Anser a. anser and Anser domesticus). Zeitschrift für Tierpsychologie, 49(2), 132-135.

Tal vez te interese una lectura sobre: Cómo se comportan las ovejas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.